Premio de Novela Ciudad de Badajoz 2012

ELEONORA MALER EN EL CONSISTORIO DE BADAJOZ

@Marina Abramovich

Eleonora Maler, la protagonista de mi novela El mapa de las viudas (Algaida Editores), me acompaña a Badajoz donde mañana, martes 23 de abril, Día del Libro, a las 20.30 horas, la presento en sociedad en el Consistorio de la ciudad que la honró con el Premio de Novela Ciudad de Badajoz 2012.
A finales del verano de 1960, una serie de asesinatos en la ciudad de Stralsund, al norte de la República Democrática Alemana, agudizan la locura de Eleonora Maler. En ella conviven dos existencias paralelas: la mujer que fue hasta terminar la guerra y la personalidad que se originó una trágica noche de 1945. Pero ambas, la cuerda y la enajenada, son una, comparten el mismo cuerpo y viven una vida común, acompañadas de una niña que arrastra su propia desdicha. En el asfixiante ambiente de una pequeña ciudad donde la Stasi se afana en controlar a todos sus habitantes, Eleonora tendrá que enfrentarse a sus propios miedos y a sus propios fantasmas: algunos sólo están dentro de ella, pero otros aún recorren las calles de Stralsund.
Anuncios

EL MAPA DE LAS VIUDAS

Premio de Novela Ciudad de Badajoz
Edición: Algaida Editores
ISBN: 978-84-9877-903-5
Año de edición: 2013
Género: Novela

A finales del verano de 1960, una serie de asesinatos en la ciudad de Stralsund, al norte de la República Democrática Alemana, agudizan la locura de Eleonora Maler. En ella conviven dos existencias paralelas: la mujer que fue hasta terminar la guerra y la personalidad que se originó una trágica noche de 1945. Pero ambas, la cuerda y la enajenada, son una, comparten el mismo cuerpo y viven una vida común, acompañadas de una niña que arrastra su propia desdicha. En el asfixiante ambiente de una pequeña ciudad donde la Stasi se afana en controlar a todos sus habitantes, Eleonora tendrá que enfrentarse a sus propios miedos y a sus propios fantasmas: algunos sólo están dentro de ella, pero otros aún recorren las calles de Stralsund.
Desde el 16 de abril
se puede comprar en los puntos de venta de España
El mapa de las viudas también en ebook vía Algaida Editores
El mapa de las viudas quedó entre las diez novelas finalista (de un total de 526) en el Premio de Novela Clarín-Alfaguara 2012.

ENTREGA DE LOS PREMIOS CIUDAD DE BADAJOZ 2012

Palabras durante la entrega de los Premios Ciudad de Badajoz 2012, que tuvo lugar en el Salón de Plenos del Ayuntamiento de Badajoz, y donde tuve el placer de recibir el Premio de Novela por mi obra El mapa de las viudas.



Los galardonados con el
Premio Ciudad de Badajoz 2012
en las diferentes modalidades



El primer pensamiento que tuve la noche que me llamaron por teléfono desde la gala para comunicarme que había resultado ganador del Premio de Novela Ciudad de Badajoz, fue para Eleonora Maler, el personaje protagonista de El mapa de las viudas, porque con ella he convivido durante todo el proceso de escritura de la novela, y gracias a ella he hecho uno de los viajes más maravillosos de mi vida. Muchas han sido las mañanas y las tardes que hemos pasado conversando, café de por medio, horas en las que ella me relataba su particular Vía Crucis y yo tomaba nota tratando de entenderla, de comprender lo que había ocurrido en aquella casa de la calle Papen, intentando ser fiel a ese mundo que ella me regalaba. De ahí la importancia que tiene para mí que esta historia tenga la oportunidad de salir a la luz, de que el sufrimiento en silencio de algunos personajes, el drama íntimo de la protagonista pueda llegar a más gente, a los lectores.
Desde el instante en que decidí que el hobby de escribir se tenía que convertir en la profesión de escritor, de eso hace ya unos años, mi vida cambió completamente, mi universo interior se amplió hasta extremos insospechados y me ayudó a crear un refugio donde me sumerjo cuando hay marejada o, incluso, cuando la mar está en calma.
Sin Eleonora, sin la disciplina de trabajo autoimpuesta, sin creer en la historia nacida de una anécdota que me contaron mis padres, sin una imagen que da inicio a El mapa de las viudas, sin las pacientes lecturas de los borradores por parte de Carmen Garrido, mi compañera de vida, hoy no tendría el honor de estar en Badajoz recibiendo este galardón que es un verdadero incentivo para continuar en esta fantástica lucha desde mi refugio de escritor, con la única compañía de un gato de nombre griego, hilvanando palabras del mismo modo que la protagonista de la novela hilvana hilos y pensamientos en la antigua Alemania Oriental.
Quiero agradecer al Ayuntamiento de Badajoz, al señor alcalde en su representación, por la excelente organización del certamen. Gracias a todos los miembros del Jurado del Premio de Novela Ciudad de Badajoz por haber visto en mi obra algo que les llamó la atención. Gracias también a la Editorial Algaida, matrona de esta nueva hija a punto de nacer.
Y, para acabar, un agradecimiento especial a toda Badajoz por el cariño que me está brindando y porque, a partir de ahora, siempre será un lugar especial.
Asimismo, quiero saludar muy especialmente a mis compañeros galardonados en las demás modalidades:
Poesía: David Benedicte por Poemarx
Periodismo: Bárbara Celis por Paul Auster afronta el final
Escultura figurativa: Augusto Fernández Arana por Liberta
Pintura: Alejandro Calderón Martín por Divagaciones de un caballo; Ismael Lagares Díaz por Chochimilco IV y Jesús Zurita Ruiz por El violento Cayetano.

EL MAPA DE LAS VIUDAS

La noche de anoche, en un giro veloz, como el que hacen los murciélagos en sus vuelos nocturnos, se tornó especial.
Una inesperada llamada desde el Palacio de Cristal del Hotel Río de Badajoz quebró el ritmo para comunicarme que mi obra El mapa de las viudas había sido elegida por el Jurado presidido por el escritor bilbaíno Fernando Marías como la ganadora del Premio de Novela Ciudad de Badajoz 2012.
De repente escuché los aplausos de los asistentes a la gala y descendió la emoción. En una ráfaga de tiempo vi que Eleonora Maler, la protagonista de la novela, la mujer calvita y loca, estaba de pie en medio de una calle de Stralsund, desconcertada, sin saber lo que pasaba… Me habría encantado correr hasta ella y abrazarla.