LA HORA VIOLETA

La hora violeta
Sergio del Molino (Madrid 1979)
Literatura Mondadori
ISBN: 978-84-397-2713-2
Año 2013
Hijo mío, ¿me perdonarás alguna vez? ¿Sabrás disculpar que no pueda salvarte? No sé ni siquiera si soy digno de reclamar tu perdón. No sé si merezco tus besos. Sólo puedo quererte de esta forma tan inútil y desquiciada. Sólo puedo acompañarte, aguantar tu mano en el dolor. Estás solo ante los monstruos, cariño mío. No sé ahuyentarlos, no sé evitar que te hagan daño. Incluso se me niega el último gesto heroico de sacrificarme por ti, de gritarte que salgas corriendo mientras soy devorado por los bichos.
‘La hora violeta’ a la que hace referencia el título de este libro hunde sus raíces en la poesía de Thomas S. Eliot. Es ese momento en la vida de una persona que puede enmarcarse entre paréntesis, un interregno, un estar de paso en un estadío incómodo y, por ende, de donde se espera huir con ansias para volver a instalarse en la realidad (en otra realidad), aunque ésta no siempre se presente fácil de reconquistar, máxime si se ha producido una rotura como la que experimentaron Sergio del Molino, el autor de este libro, y su mujer, Cristina Delgado, los padres de PabloLa hora violeta (Mondadori) es una autobiografía del dolor máximo, un dietario de una experiencia oncológica arrasadora.
Con pulso firme y maneras de seda, quizás inspirado en el Vaquero Gay, el muñeco que siempre estuvo junto a Pablo y que hasta el final del libro seguía vigilando su habitación, del Molino canta a la esperanza que alimentó desde el mismo comienzo de una travesía brutal que se inicia delante de una puerta con el rótulo de ‘Oncopediatría’, un viaje que se caracteriza, entre otras muchas cosas, por a partir de aquí, monstruos, como el propio padre de Pablo titula al primer capítulo del libro.
Sergio del Molino hace referencia a Mortal y rosa, el libro lírico y dolorido que Francisco Umbral cantó durante su propia hora violeta después de la muerte de ‘Pincho’, su hijo de seis años. Y a mí me ha recordado a otro libro de similares estocadas: Cuando muere el hijo (Emecé-Planeta), de Abel Posse. Los tres hombres y escritores comparten el conocimiento más íntimo de un dolor inenarrable y llegan a conocer la faceta más feroz del ensañamiento de la Muerte que, con ironía y sadismo, les ha sonreído a un palmo de sus caras.
Sergio del Molino
Foto: Un par de dos
Del Molino se acerca y se instala en la peor de las pesadillas y la pesadilla, incluso, se manifiesta metafóricamente durante una noche de hospital: Me acerco a la puerta, la abro y contemplo la fuente del chirrido que me pone tan nervioso. Un tren de camillas de muertos. Un celador tira de él como si fuese una locomotora, y arrastra unos vagones encadenados sobre los que alguien ha arrojado un montón de cadáveres. El despertar de ese sueño goyesco es, obviamente, suave comparado con el que antecede a la hora violeta.
Cierto, muy cierto es, el párrafo que el autor dedica al dolor y a la enfermedad: La gente se aleja, no te entiende, esperan que lo superes, que vuelvas a ser el de antes (…) No saben qué decirte, no saben qué hacer para que te sientas mejor, y acaban alejándose de ti. Terminamos solos en nuestro laberinto. En el laberinto del dolor.
La gran fuerza literaria de La hora violeta, descontando las dotes naturales del escritor madrileño, radica en el amor, en el amor más alto y hondo que se pueda experimentar, en ese amor que, de repente, se besa con el dolor más lacerante. La vida nos obliga a enfrentarnos a hechos con consecuencias difíciles de explicar racionalmente, pruebas de fe, que dirían los creyentes, putadas en toda regla, que dirían los agnósticos. Como en la película Amor, de Michael Haneke, Sergio del Molino nos acerca al estado más absoluto de pureza, de sentimientos, nos hace traspasar los límites y ver que es posible extraer fuerzas que se alojan en los resquicios más ocultos de nosostros mismos.
Sergio del Molino, periodista y escritor, nació en Madrid en 1977. El autor también ha publicado: Malas influencias (relatos 2009), Soldados en el jardín de la paz (ensayo literario – 2009), El restaurante favorito de Nina Hagen (dietario periodístico – 2011), No habrá más enemigo (novela – 2012).
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s