POETA EN NUEVA YORK (FEDERICO GARCÍA LORCA)

(El Mundo, 26-03-2013)

Semanas antes de su muerte Federico García Lorca viajó a Madrid. No era un viaje al uso. Era el viaje de su última obra. Poeta en Nueva York viajaba junto a él en un sobre que dejaría sobre la mesa de José Bergamín, director de la editorial Cruz y Raya y que no vería la luz hasta cuatro años después.
 
Bergamín no pudo ver aquel día Lorca. Ya no le vería más y lo único que le quedaba era el último poemario del escritor que tras un sinfín de problemas Bergamín publicó en el exilio mexicano a su antojo.
 
Ahora, 77 años después de su publicación y 10 años después de que la familia del poeta adquiriera aquel sobre en una subasta, Galaxia Gutenberg edita y publica por primera vez el manuscrito original de ‘Poeta en Nueva York’ tal y como Lorca se lo entregó a Bergamín.
 
Esta edición, preparada por el hispanista británico y lorquista Andrew A. Anderson, sigue fielmente la última voluntad de Lorca. Un original, a medias manuscrito y mecanografiado, de cuya existencia y paradero se tenían hasta hace pocos años noticias inciertas.
 
Fue, de hecho, la Fundación García Lorca la que en el año 2003 adquirió en una polémica subasta en Christie’s por cerca de 200.000 euros el manuscrito original después de tras haber luchado en los tribunales por la propiedad del poemario.
 
96 páginas mecanografiadas y 26 escritas a manos que encierran los 32 poemas que dan forma a uno de los libros más importantes del surrealismo y que por fin se publican como el poeta quiso que fueran.
 
La vida de Poeta en Nueva York parece, con ello, retornar a la calma después de décadas de polémicas, dudas y tribunales. Después de que Bergamín publicara su propia versión, el manuscrito original, escrito entre 1929 y 1932 cuando Lorca era estudiante de la Columbia University, pasó a manos de una viuda amiga del editor que en 1979 le entregó el documento a la actriz mexicana Manola Saavadra que lo mantuvo consigo hasta el año 1999 cuando Christie’s lo quiso subastar.
 
Nunca se produjo esa subasta después de que los descendientes del poeta consiguieran que la Justicia lo parará al poner en duda la legitimidad de la propiedad del escrito.
 
Fue el Tribunal Superior de Justicia londinense el que puso punto final a esta batalla al sentenciar que el manuscrito pertenecía a Saavadra y que, por tanto, la actriz podría hacer con él lo que le viniera en gana. Al final el poemario regresaba a sus orígenes y por fin, hoy, tal y como lo concibió el poeta.
 
Su publicación coincide además con el primer viaje que hará el poemario a la ciudad que inspiró a su creador, Nueva York. A partir del próximo 5 de abril la New York Library abre sus puertas a la exposición Back tomorrow: A poet in New York. Federico García Lorca, donde se podrán ver los poemas, dibujos, cartas y documentos que componen Poeta en Nueva York.

Federico García Lorca

Asesinato
(Dos voces de madrugada en Riverside Drive)
 
¿Cómo fue?
Una grieta en la mejilla.
¡Eso es todo!
Una uña que aprieta el tallo.
Un alfiler que bucea
hasta encontrar las raicillas del grito.
Y el mar deja de moverse.
¿Cómo, cómo fue?
Así.
¡Déjame! ¿De esa manera?
Sí.
El corazón salió solo.
¡Ay, ay de mí!
 



Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s