LA DESESPERACIÓN SILENCIOSA


La desesperación silenciosa en los anaqueles
de La Casa del Libro de Fuencarral.
Todo un honor verla tan cerquita
de las obras del maestro don Miguel Delibes,
en cuya tierra vio la luz esta novela

Anuncios

2 comments

  1. Pero el mérito no es tuyo, como bien sabes, sino de tu padre y del padre de tu padre y, así, sucesivamente, hasta el primer Dimeco que, quién sabe, quizá eligió ese apellido para que un día tú, alojaras tus libros siempre cerca de Delibes

  2. Jajajaja. Ya me lo tenías que jorobar todo.
    Pregunto yo, ¿y si en lugar de ser como tú dices que pudo haber sido, un lejano antepasado de Delibes eligió ese apellido para que su descendiente, después de muerto, alojara sus libros cerca del mío?
    Me ha quedado pedante un rato, lo sé, pero vieras el alimento que le he dado a mi ego

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s