LOS DIOSES TIENEN SED

Anatole France
París 1844 – Saint-Cyr-sur-Loire 1924
Editorial Barril Barral

De padre royaliste hijo republicano. Anatole France supo mantener equidistancia al tiempo que reconoció los excesos y atropellos llevados a cabo por los revolucionarios de 1789 y seguidores de Maximilien de Robespierre.

Los dioses tienen sed es un título precioso, invocador y que invita a bucear entre sus páginas. Anatole France, conocedor de los hechos acontecidos en Francia con la caída de Luis XVI, recrea magistralmente la sociedad de aquella época, en un París alejado del glamour del que hoy goza. El París de entonces era una ciudad en la que campaba la venganza sanguinaria, la pobreza y el espíritu de contrarrevolución que, con el tiempo, llevarían al advenimiento de Napoléon Bonaparte.

La guillotine era la reina y señora y las carretas cargadas de condenados subían la rue du Temple camino del cadalso.

Évariste Gamelin, el protagonista, es un pintor mediocre que llega a juez, por el favor de una aristócrata, en los tribunales revolucionarios. Su misión se convierte en una partida donde empiezan a entremezclarse el ideario justiciero, las venganzas personales y la salvación de la República.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s