ANTES QUE ANOCHEZCA

Reinaldo Arenas (Holguín 1943 – Nueva York 1990)

Queridos amigos, debido al estado precario de mi salud y a la terrible depresión sentimental que siento al no poder seguir escribiendo y luchando por la libertad de Cuba, pongo fin a mi vida. En los últimos años, aunque me sentía muy enfermo, he podido terminar mi obra literaria, en la cual he trabajado por casi treinta años. Les dejo pues como legado todos mis terrores, pero también la esperanza de que pronto Cuba será libre. Me siento satisfecho con haber podido contribuir aunque modestamente al triunfo de esa libertad. Pongo fin a mi vida voluntariamente porque no puedo seguir trabajando. Ninguna de las personas que me rodean están comprometidas en esta decisión. Sólo hay un responsable: Fidel Castro. Los sufrimientos del exilio, las penas del destierro, la soledad y las enfermedades que haya podido contraer en el destierro seguramente no las hubiera sufrido de haber vivido libre en mi país.

Al pueblo cubano tanto en el exilio como en la Isla los exhorto a que sigan luchando por la libertad.

Mi mensaje no es un mensaje de derrota, sino de lucha y esperanza.

Cuba será libre. Yo ya lo soy.

Carta de Reinaldo Arenas antes de suicidarse.

Anuncios

One comment

  1. Obsesionado con la condena de la revolución cubana, Reinaldo Arenas nunca pudo comprender que las crueles circunstancias que vivió también las hubiera vivido en los países cercanos a Cuba con su chapucera democracia. Sin embargo, este libro es valioso por muchos otros motivos, sobre todo por la denuncia de la miseria moral y económica que padece en Estados Unidos. Él dice suicidarse por algo que no se refleja en su vida cotidiana de un enfermo de sida, aislado y sufriente en un país que le decepciona profundamente. En el mismo libro deja muchas señales al respecto. Por ejemplo: “Después de vivir en este país (EUA) por algunos años he comprendido que es un país sin alma porque todo está condicionado al dinero”. Así como también deja constancia de su poética constancia con la autodestrucción: “(La muerte) ha sido siempre para mi una compañera tan fiel, que a veces lamento morirme solamente porque entonces tal vez la muerte me abandone”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s